Cómo ahorrar con la regla 50/20/30

Tiempo estimado: 4 minutos

la-regla-502030

El 50% para tus gastos más básicos, el 20% para ahorros y el 30% para tus gastos personales. Esta es la conocida regla 50/20/30, la cual, se empieza a aplicar en distintos países, como Estados Unidos, siendo un hábito frecuente a la hora de distribuir los  ingresos personales.

Se trata de una regla cada vez más extendida y con mayor aceptación, ya que es una forma increíblemente sencilla de ahorrar, pues te permite conocer tus gastos en todo momento, y saber cuánto dinero dedicas a ahorrar. Tomando en cuenta de que es clave tener ahorros, ya que son esa “bolsa de necesidad” que sirve cuando surge algún problema.

 

“Cuando quieres ahorrar, la primera pregunta que se te viene a la cabeza es: ¿Cómo hacerlo?”

 

Muchas veces ni siquiera sabes en qué ni cómo se te va el dinero, por lo que Fintonic considera que es vital una buena organización y control de tus gastos. La app de Fintonic es una herramienta para ayudarte con este control, y la regla 50/20/30 es una forma sencilla de distribuir tus ingresos y adoptar un hábito de ahorro sólido.

 

La estrategia del 50/20/30

la-regla-502030

Fintonic te ha recomendado diferentes formas de ahorrar, y hoy te recomienda que prestes especial atención a este sencillo método. Es fácil y te será muy útil, sobre todo si eres joven, vives solo o en pareja, o estás pensando en irte de casa. El 50/20/30 te permite saber cuánto dedicas a ahorro y a gastos, y a que tipología de gastos dedicas el 100% del dinero que ganas. Es muy sencillo:

  • bulletazul El 50% del dinero de tu sueldo lo tienes que dedicar a gastos básicos. Estos se van en la hipoteca o arriendos, las cuentas, gastos comunes, el supermercado, etc. Son gastos que tienes que llevar a cabo sí o sí. Por eso abarcan el 50% de tu sueldo, para prevenir. Si te sobra dinero, mucho mejor… eso sí, no lo gastes en cosas innecesarias, sino que súmalo al siguiente porcentaje.
  • bulletazul Un 20% del dinero que ganas tiene que ir dedicado al ahorro. Este dinero va a suponer un colchón que te va a salvar contra posibles deudas futuras, reformas en tu casa o cambios en tu familia. Y, además, quizá eres joven y no pienses aún en ello, pero cuando seas mayor vas a agradecer el haber ahorrado un buen dinero a partir de este método.
  • bulletazul El último 30% va destinado a gastos personales. Es decir, todo aquello que puedas hacer durante el mes. Quizá compres algo de ropa, otro mes puedes gastarlo en más actividades de ocio o entretención, en viajar o puede que se te junten unos cuantos cumpleaños. Ahí es donde tienes que gastar este 30%. Y te recuerdo, si te sobra, súmalo al 20% de ahorro.

Ahorra de forma que en todo momento sepas a dónde va a parar el dinero que ganas. Sigue cualquiera de estos consejos y ¡pronto verás los resultados!

 

Otras reglas para ahorrar de forma eficiente

Tener un control sobre tus finanzas y ahorrar mes a mes puede convertirse en un juego, en una serie de trucos para que te resulte más sencillo. Solo debes tener claro el dinero que ganas y con el que cuentas, y, a partir de ahí, distribuirlo en función de tus necesidades y otros gastos.

 

“El primer método que te puede servir viene del lugar en el que tienen soluciones para todo: Japón”

 

En este país surgió el “kakeibo”, un sistema por el cual se ahorra de forma personal con un libro de cuentas. Parece un método demasiado tradicional para lo avanzado que está Japón en materia tecnológica, ¿verdad?  Pero su cultura les dice que si algo funciona bien, no hay necesidad de cambiarlo.

El kakeibo consiste en un libro de cuentas para el ahorro doméstico. El sistema se originó hace muchos años, cuando las mujeres llevaban la economía de cada casa y no se habían implantado las tarjetas de crédito. Todos los pagos se realizaban en efectivo y se llevaba la siguiente cuenta:

la-regla-502030

Primero, la definición del mes. Aquí tienes que apuntar los ingresos fijos por los sueldos que tengas tú, o tú y tu pareja, además de los gastos fijos (arriendo, cuentas, etc.). Al final de esa hoja tienes que apuntar la diferencia entre ingresos y gastos y también la cantidad de dinero que quieres ahorrar. También puedes anotar, como hacen los japoneses, una promesa de no gastar dinero en cierto tema.

Después está el control de gastos. En este apartado tienes que apuntar, de forma diaria, los gastos que has tenido en el día. Tienes que hacerlo por la noche, puedes dividirlo según la tipología del gasto – comida, ropa, etc. – y de esta manera tienes un control total sobre los gastos.

Por último está el análisis de resultados. Esto lo tienes que realizar tras cada semana y al final de mes. Así ves si estás cumpliendo con lo establecido y si al final del mes has conseguido no pasar el límite.

No obstante, existen otras técnicas que también sirven para ahorrar dinero a diario. Estas son:

  • bulletazul Ahorrar en casa. Comprar lo indispensable y no darte caprichos innecesarios. La decoración supone un gasto grande que se puede evitar.
  • bulletazul Ahorrar en el coche. Puedes manejar de manera más económica y no acelerar si no es necesario. Además, antes de que suban el valor de los combustibles, aprovecha de echar bencina o diesel.
  • bulletazul Ahorrar en las tiendas. Puedes esperar a comprarte ropa hasta que vengan las rebajas. La mayoría de las veces, no te hace falta comprar ropa de forma inmediata.
  • bulletazul Ahorrar en el día a día. Comprar chucherías y cosas chicas supone un gasto innecesario. Cada moneda cuenta, y también puedes ahorrar si no comes fuera de casa o si te llevas la comida hecha en un pocillo.

La app de Fintonic te ayuda a controlar tus gastos y ahorrar de manera efectiva. No importa el hábito de ahorro que tengas o la regla que sigas, Fintonic siempre será tu aliado.

¿Que piensas?