Los drones, una alternativa para esta Navidad: los usos que se les puede dar y cómo conseguirlo más barato

Los drones, aeronaves no tripuladas con una cámara de alta calidad que transmite en tiempo real, han irrumpido con fuerza en el campo del entretenimiento y de las empresas. Y cuando se acerca la Navidad, muchos ven este nuevo aparato como una alternativa de autoregalo o de obsequiarlo a alguien cercano.

La creación de drones nació con fines militares en Estados Unidos. La primera misión militar con la participación de un dron fue el 23 de enero de 2009. Desde aquel día, el uso de drones fue creciendo de forma exponencial, llegando al resto de países como Chile.

Uso de los drones hoy día y aspectos a considerar

Actualmente, esta tecnología se emplea como operativos de rescate y de vigilancia, para controlar incendios forestales, para las investigaciones arqueológicas, para realizar fotografías aéreas, para el campo, e, incluso, para la diversión de los usuarios, etc. También se está empezando a usar como sistema para rastrear a personas desaparecidas.

Sin embargo, al igual que los drones han irrumpido de forma positiva en la vida humana, estas aeronaves no tripuladas también pueden generar problemas si no se usan correctamente, poniendo en peligro la seguridad o dañando la integridad de las personas.

Para minimizar los riesgos de los drones, la DGAC (Dirección General de Aeronáutica Civil) de Chile presentó una normativa sobre el uso de drones en espacios públicos. Si tienes quieres comprarte un dron para uso personal o con fines empresariales o directamente ya tienes uno, debes tener en cuenta que si lo deseas operar en el ámbito público debes obtener una autorización de la DGAC.

Según esta normativa, los interesados deben registrar el dron, presentar una declaración jurada que certifique que el operador ha recibido instrucción, firmar una declaración de responsabilidad por si ocurre un accidente y pedir una solicitud de vuelo.

La normativa, denominada DAN 151, también especifica los lugares en los que pueden volar los drones y prohíbe que se acerquen a menos de dos kilómetros de aeropuertos o aeródromos, o que sobrevuelen zonas prohibidas por razones de seguridad. 

Según la DGAC la normativa está pensada para empresas e instituciones que prestan servicios a la comunidad, como los medios de comunicación, aunque también abarca a particulares que hacen un uso recreativo de los drones en espacios públicos. En el caso de usar el dron como hobby o con función recreativa, los requisitos son que el aparato no puede pesar más de seis kilos y deben volar en un radio de 500 metros de su operador, que no puede perderlo de vista mientras lo controla. Los pilotos de drones son los únicos responsables de los daños que pueda causar esta tecnología. Es más, las multas generadas por las infracciones cometidas pueden llegar hasta los 22 millones de pesos.

En qué sectores empresariales se usan los drones y cuáles son sus ventajas

A pesar de que existen personas que compran drones con fines recreativos, los usos más extendidos de esta tecnología se centran en los sectores empresariales. Una de las mayores demandas se encuentra en el sector audiovisual. La industria cinematográfica hace uso de los drones para filmar escenas o secuencias desde lo alto. Para ajustarse a la normativa en el empleo de drones, las zonas más aptas para este tipo de usos son las zonas rurales. Dentro de estos espacios, los drones también se usan para el campo. Los agricultores acuden a los drones para evaluar las condiciones del suelo, llevar un control y monitorizar el estado de los cultivos. Asimismo, sirven para controlar rebaños o la eficiencia de regadíos, para ver los daños de las nevadas o para calcular el momento ideal para la cosecha.

Los drones también se usan en grandes eventos, como los matrimonios. En estos casos, la tecnología añade prestigio, profesionalidad y una mayor calidad visual a las fotografías. Los drones permiten jugar con los diferentes tipos de planos y encuadres y la posibilidad de generar vídeos con movimientos de gran calidad visual.

Otro sector a destacar es el de la seguridad. Los drones permiten vigilar el desarrollo de ciertas acciones desde las alturas, controlar si los conductores cumplen con las normas de tráfico, perseguir a delincuentes, estar alerta a todo tipo de comportamientos que cometen los ciudadanos en la vía pública, etc.

Uno de los usos más llamativos y sorprendentes de los drones es su misión de mensajero. Algunas compañías han experimentado la posibilidad de utilizar los drones para enviar paquetes a sus destinatarios, sin la necesidad de que una persona física se desplace. El objetivo es mejorar la experiencia del cliente con una entrega mucho más rápida.

Seguramente, luego de leer los amplios usos de los drones y todas sus ventajas, te dieron ganas de adquirir uno de ellos para ponerlo en práctica y potenciar tu negocio o usarlo como hobby. Si es así, estarás interesado en saber cuánto dinero te puede costar uno. En Fintonic vamos a darte todas las opciones para que encuentre el dron que más se adapte a lo que necesitas y al mejor precio.

Cómo ahorrar a la hora de comprar un dron

El precio de los drones varía en función de sus características, del uso que quieras darle y de la empresa con la que lo compres. En este sentido, desde Fintonic te recomendamos que busques ofertas en las que puedes encontrar dones a un precio asequible pero sin renunciar a la calidad. De la misma forma, compara precios y características entre unas empresas y otras. Los puntos básicos en los que debes fijarte antes de comprar un dron son: duración de la batería, estabilidad y resolución de la cámara fotográfica que lleva incorporada.

El precio promedio de un dron profesional es de 600 mil pesos. En el mercado tienes drones mucho más simples e igual de útiles por menos, incluso, de 100 mil pesos, como los que te exponemos a continuación:

  • Helic Max 1332W- VR. Está indicado para los aficionados a los aparatos de control. Dispone de pilas, pesa 1kg. La cámara deberás comprarla por separado. Trae Wifi y lentes de realidad virtual. Su precio es de 70 mil pesos.  
  • Parrot MiniDron Jumping Race Jett. Esta aeronave no tripulada es perfecta para los principiantes debido a su gran estabilidad por los neumáticos. Dispone de potentes motores y alcanza una velocidad máxima de 14km/h. Puedes comprarlo por unos 90 mil pesos.
  • Dron Sphero R2 D2. Alterna entre posturas de dos y tres patas y activa balanceos expresivos. Posee LED en sus luces frontales y posteriores. Su precio es de 100 mil pesos.
  • Drone Profesional Spark. Dron compatible con Ios y Android, profesional con memoria de 64 GB y alcance de hasta 2 km. Cuesta alrededor de 400 mil pesos.

Otra opción para ahorrar en los drones es hacer uno en casa, si eres lo suficientemente habilidoso.  En este caso tienes que comprar las piezas por separado. Esta es una buena idea cuando queremos construir un dron con características concretas que se ajusten a nuestro trabajo, como puede ser la inclusión de una carga especial o de una estructura especifica.

Si quieres armar un dron sencillo y con características básicas, el precio final del mismo te saldrá alrededor de los 80 mil pesos. En caso de que quieras uno con mayores exigencias y que soporte cargas más elevadas, que incluya sistema GPS, visión subjetiva, etc. el precio subirá considerablemente hasta los 800 mil pesos o 1 millón.

Como has podido comprobar, los drones se pueden convertir en tu mejor compañero o socio. Estará alerta de todo lo que ocurre alrededor de tu negocio o de tu vida personal. Después te contará las confidencias que ha ido recogiendo a lo largo del día para que tengas toda la información necesaria para tomar decisiones. De la misma manera que lo harías con un amigo o un familiar, trata a tu dron como uno más: cuídalo, protégelo y revisa que no tenga ningún daño después de llegar de su misión.

¿Que piensas?