Tomar y ahorrar ¡ya no son incompatibles!

Tomar y ahorrar ¡ya no son incompatibles!!

Salir a tomar algo es el plan maestro, por excelencia, de cada fin de semana. Empiezas por una cerveza, sigues con una copa y acabas invitando a todos tus amigos a una ronda de golpeados. ¡El dinero se nos va de las manos! Y el consumo aún más.

Según una investigación publicada en La Tercera en mayo de 2016, el consumo de alcohol en el país ha ido al alza. La venta de bebidas alcohólicas aumentó de 894 millones de litros en 2014 a 919,8 millones en 2015, un alza de casi el 3%. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los chilenos de sexo masculino beben en promedio 13,8 litros de alcohol puro y las mujeres, 5,5 litros.

Y tú, ¿estás por encima o por debajo de esa media? Sea cual sea tu consumo, si haces cuentas del dinero que gastas en alcohol, te vas a sorprender. Pero, ¿cómo voy a hacer cuentas de lo que gasto en copas, si cuando salgo mi principal intención, es disfrutar y relajarme? ¡Fácil!, con la app de Fintonic se acabó eso de guardar todas las boletas para tener todo mejor controlado, ya que ella misma se encarga de categorizar de forma automática todos tus movimientos, de forma que en cualquier momento, desde su app móvil, puedas consultarlos y así podrás averiguar cuánto dinero, en concreto, destinas a esos tragos.

¿Cómo ahorrar tomando una copa?

Entre los distintos tragos que consumimos los chilenos es probable que nos gastemos más que las boletas del año en agua o gas. Puede resultarte alarmante al verlo así, pero debes saber que no somos de los primeros países en el ranking. Es más, estamos detrás de países como Italia, Francia, Irlanda, Austria y España que nos superan. Pero sí somos la cifra más alta de Latinoamérica sobre Argentina (9,3 litros), Paraguay (8,8 litros), Brasil (8,7 litros) y Perú (8,1 litros).

Tomar y ahorrar ya no son incompatibles

Los estadounidenses podrían ahorrarse más de $4 millones de pesos al año

Pero aún podría ser peor. Si los estadounidenses dejaran de beber alcohol se ahorrarían más de 4 millones de pesos al año. Suena fuerte, pero el diario estadounidense The Washington Post ha realizado un estudio en el que se demuestra que una persona que toma copas en fin de semana de forma habitual puede ahorrarse más de $4,5 millones de pesos al año si dejara de consumir alcohol.

El estudio desveló que los bares de copas, pubs y discotecas de Estados Unidos ingresaron en el año 2012 más de 23 mil millones de dólares. Sin duda, una buena cifra para los empresarios del sector, aunque algo peor para los bolsillos de los estadounidenses. En el informe se recoge que el 30% de los estadounidenses toman una copa de vino o cerveza a diario, el 20% toma más de dos, y el 10% más de 10 al día. Por tanto,  teniendo en cuenta estas diferencias y las consumiciones que se toman en el establecimiento y en casa, finalmente este estudio fijó la media en más de $4 millones de pesos al año, que podrían ahorrarse si dejaran de beber alcohol.

Recomendaciones para ahorrar dinero en alcohol

La ingesta de alcohol es costosa y perjudicial para la salud, así que ¿Por qué seguir bebiendo? Es cierto que hay que distinguir el uso del abuso. Es decir, abusar del alcohol, tomar regularmente copas de alta graduación es caro, y, sobre todo, es nocivo para el organismo. Pero tomar una copa de vino en las comidas o una cerveza de vez en cuando es hasta recomendable. No es necesario que dejes de beber del todo, pero sí que controles el consumo y tengas presente que podrías ahorrar una buena cantidad.

Tomar y ahorrar ¡ya no son incompatibles!

Desde Fintonic hemos organizado una lista de consejos y acciones para ahorrarte un dinero cuando tomes algo los fines de semana, aunque no sean los $4 millones de pesos de un norteamericano que deja de beber por completo. Toma nota y empieza a ahorrar este fin de semana.

Márcate máximos. Ponerse límites no suele ser divertido, pero a veces sí que es recomendable. Si ves que no te puedes fiar ni de ti mismo, lleva contigo solo la plata  que necesites, ¡mejor prevenir que curar!

Paga cada consumo en el acto. Es la mejor forma de tener controlado lo que se va gastando. Aunque paguen cada uno una ronda, vayan haciéndolo según piden, para que no haya sorpresas en la cuenta final.

Aprovecha las Happy Hours. En muchos locales ofrecen promociones durante un tiempo determinado, suele ser una hora, para adquirir dos copas a precio de una, o copas a mitad de precio. Si las aprovechas con tus amigos o tu pareja, ahorras un buen turro de billetes.

La primera copa en casa. Los bares de copas o pubs tienen los precios de las copas más caros que en los restaurantes, y mucho más que la casa. Si estás cenando, te compensa pedir una copa allí, y si estáis en una casa, mejor aún, mucho más barato.

Botella en vez de copa. Si van a beber vino o champaña más de 3 personas, compensa una botella en lugar de una copa. Con dos rondas la van a haber amortizado y en precio sale mucho mejor. Para que te hagas una idea, una copa de vino tinto ronda los $ 3 mil pesos, y una botella suele estar en torno a los $10 mil pesos.

Tomar y ahorrar ya no son incompatibles!

 

¿Que piensas?