Trucos para comprar por internet sin perder la cabeza

Trucos para comprar por internet sin perder la cabeza

Desde que nos conectamos a la red, han surgido nuevas formas de comunicarnos, de buscar información, de conocer gente, de comprar, de encontrar nuevos puestos de trabajo sin duda, Internet ha supuesto una nueva forma de vida, y ha  cambiado los hábitos de los ciudadanos de todo el mundo.

Internet ha sido una auténtica revolución, y aún más desde la irrupción del eCommerce recién en este siglo. De hecho, hoy en día más de 3,5 millones de chilenos compra por Internet, algo impensable hace apenas unos años en los que se miraba con recelo comprar desde el computador o celular.

El sector servicios es el que registra los mayores niveles de participación dentro de las compras online, alcanzando un 24,3% el segundo semestre del año pasado. Esto debido principalmente al pago de cuentas a través de internet, según estudio de la Cámara Nacional de Comercio.

El comercio electrónico crece un 30% al año y supera récords en nuestro país, aunque comparados con países como Brasil y Mexico, en Chile todavía seguimos por detrás. La media en Europa de los consumidores que compra por internet al menos una vez a la semana es del 29%, según PWC y en China, este porcentaje asciende hasta el 71%. Estos datos ponen de manifiesto que, a pesar del crecimiento del comercio electrónico en nuestro país, el mercado aún tiene  margen de crecimiento.

Según un estudio del Sernac el uso de internet de los chilenos no sólo es intensivo en cantidad de horas, si no también es extensivo en cantidad y diversidad de contenidos. Es así como, casi la totalidad de los usuarios (más del 90% de alcance) usan y buscan en internet: buscadores, servicios, entretenimiento, estilos de vida, directorios, redes sociales, contenido multimedial, noticias, entre otras.

Trucos para comprar por internet sin perder la cabeza

Productos y servicios más vendidos por Internet

Hoy día se vende todo tipo de productos y servicios online. Ropa, calzado, Accesorios, cosmética, alimentación, ocio, etc. El abanico es cada vez más grande, porque las empresas se ven obligadas a ofrecer sus servicios online, ante el crecimiento del sector y la demanda de los consumidores. Según el estudio El Observatorio Cetelem eCommerce 2015,  las entradas para conciertos o espectáculos, libros y restaurantes son los servicios más solicitados y adquiridos a través de Internet. Le siguen los viajes, ya que a la hora de comprar unos pasajes de avión o reservar un hotel, es habitual hacerlo a través de la web. En tercer lugar se sitúa la moda, que cada vez adquiere una mayor relevancia, hasta el punto de que las tiendas ofrecen ofertas exclusivas para los compradores online.

En Chile los artículos electrónicos se han transformado en la categoría preferida a la hora de comprar por internet. Del total de las ventas online materializadas en 2013 (según el Sernac), un 25% correspondió a televisores pantalla plana, la mayoría de gran tamaño y que fueron impulsadas por ofertones o por eventos deportivos de gran magnitud como Copa América o Mundial de Fútbol.

Sin embargo, hay un tipo de compra en la que aún los chilenos se muestran reacios a hacer online: la del supermercado. Tan solo el 10,2% de los chilenos llena su despensa comprando los productos por internet, mientras que casi la mitad de los británicos (47,3%) hace la compra online o el 34% de los franceses. Ademas, los consumidores chilenos que sí hacen este tipo de pedidos online, suelen pedir productos de abarrotes, como el papel higiénico, pañales, y, en general, todo tipo de productos envasados, o alimentación seca, como latas o pan de molde. Los productos frescos, como la carne, la verdura o el pescado seguimos prefiriendo comprarlos directamente en la tienda física.

La gerente de Estudios de la CNC, Bernardita Silva, explica que “las ventas por internet han crecido los últimos años a tasas de dos dígitos, evidenciando un nuevo canal de compra que va ganando terreno poco a poco en nuestro país. Sin embargo, la penetración de este canal para el sector comercio aún es baja (3,1%) por lo que queda mucho por crecer y llegar a niveles de penetración de países OCDE, donde las compras minoristas a través de este canal alcanzan cerca del 4,7%, con naciones como Estados Unidos y Corea del Sur que llegan a un 7,4% y 13% de penetración respectivamente”.

Sumado a esto, los consumidores antes de comprar, consultan diferentes fuentes que influyen en su decisión final. En primer lugar, tal y como muestra el Observatorio Cetelem, la principal fuente sigue siendo el boca a boca de amigos y familiares, a los que le siguen las webs de las propias marcas, y los foros de opinión. La cuarta fuente a la que se recurre es acudir a la propia tienda física a ver el producto in situ, o navegar por las redes sociales corporativas de la empresa, en quinto lugar.

Trucos para comprar por internet sin perder la cabeza

Consejos para no perder la cabeza comprando online

Comprar por Internet es sencillo, seguro y rápido, pero a veces todas estas ventajas pueden suponer un riesgo para nuestro bolsillo. Por eso, Fintonic ha preparado una lista de consejos para que compres por Internet con cabeza, y no de forma compulsiva:

No dejes los datos de la tarjeta predeterminados en las tiendas online. De esta manera podrás elegir en cada compra qué tarjeta utilizar en función de los presupuestos del mes.

Bloquea de tu ordenador las páginas donde más suelas comprar, o que más te gusten. Solo podrás entrar cuando cumplas tus objetivos de ahorro o los superes.

Fija un importe máximo en tu tarjeta. De esta manera no podrás comprar nada por encima de ese límite establecido sin que lo apruebes. Por lo que tendrás una oportunidad más de pensártelo.

Contrata el servicio de aviso en el móvil. Cada vez que realices un pago con tarjeta, solicita a tu entidad bancaria que te mande un sms a tu dispositivo. Así serás más consciente de lo que estás gastando y lo pensarás más.

Aprovecha las ventajas de las compras online, di sí al progreso, pero siempre controlando lo que ingresas y lo que gastas y estableciendo tus presupuestos con la app de Fintonic.

¿Que piensas?